Frases de Marilyn Monroe

Marilyn Monroe

Aquí tenemos las frases de Marilyn Monroe, que emocionaba con su belleza pero al mismo tiempo sorprendía con su profundo descontento hacia el mundo del estrellato.

 

Yo, más que nada, quiero ser una gran estrella. Es algo precioso.

 

No estoy interesada en el dinero, yo solo quiero ser maravillosa.

 

Una carrera es algo maravilloso, pero no puedes acurrucarte con eso en una noche fría.

 

A veces pienso que sería más fácil evitar envejecer, morir joven, pero entonces nunca podrás completar tu vida, ¿o lo harías? Nunca podrías conocerte a ti mismo…

 

Los perros nunca me muerden, solo los humanos.

 

El sexo es parte de la naturaleza. Yo me llevo bien con la naturaleza. – Frases de Marilyn Monroe

 

Si me hubiera apegado a las reglas, nunca habría llegado a ningún lugar.

 

Me encanta que las fotos tengan una imagen natural. Me gustan las personas que tienen un sentimiento, de una u otra manera, pues muestra que tienen una vida interior. Me gusta ver que hay algo que está pasando en su interior.

 

La fama se irá y, hasta la vista, te tuve, fama. Y si se va, siempre he sabido que era un capricho.

 

Más frases de Marilyn Monroe

A continuación encontrarás más frases de Marilyn Monroe:

 

La gente tiene el hábito de mirarme como sí yo fuera una especie de espejo en lugar de una persona. Ellos no me veían, ellos veían sus propios pensamientos lujuriosos, entonces se ocultaban diciendo que yo era la lujuriosa.

 

La verdad es que nunca he engañado a nadie. He dejado que la gente se engañe a sí misma. Ellos no se molestaban en encontrar quién y qué era yo. En lugar de eso, ellos se inventaban un personaje de mí, y yo no se los discutía. Ellos obviamente estaban amando a alguien que no era yo, y cuando se daban cuenta de eso me culpaban por desilusionarlos… y engañarlos.

 

A menudo es suficiente estar con alguien. No necesitas tocarlos, ni siquiera hablar. Un sentimiento pasa entre ustedes dos. No estás solo.

 

El mundo alrededor mío era algo siniestro en ese entonces. Tuve que aprender a pretender para, no sé, bloquear ese aspecto siniestro. El mundo entero parecía cerrarse hacia mí… Me sentía afuera de todo, y lo único que podía hacer era soñar en una especie de juego de pretensión. (Sobre su vida cuando era una niña entrando y saliendo de los orfanatos)

 

La fama conduce a la envidia. La gente con la que te encuentras llega a sentir eso, ¿y quien se piensa que es ella, Marilyn Monroe? Ellos sienten que tienen algún tipo de privilegio al caminar hacia ti, decirte algo y que no lastimará tus sentimientos.

 

Nunca nadie me dijo que era bonita cuando era una pequeña niña. A todas las niñas les tienen que decir que son bonitas, incluso si no lo son.

 

Allí estaba mi nombre escrito con luces. Yo decía, “¡Dios, alguien se ha equivocado!” Pero ahí estaban las luces. Y me sentaba ahí y decía, “Recuerda, no eres una estrella”. Aun así, ahí estaban las luces.

 

En Hollywood, la virtud de una chica es mucho menos importante que su peinado. Eres juzgada por como te ves y no porque quién tú eres. Hollywood es un lugar donde te pagan mil dólares por un beso y cincuenta centavos por tu alma. Lo sé, porque a menudo he rechazado la primera oferta y me he quedado con los cincuenta centavos.

 

Yo solía pensar, mientras miraba la noche de Hollywood, “Debe haber miles de chicas sentadas solas como yo, soñando con ser una estrella de cine. Pero no me voy a preocupar por ellas. Yo sueño más fuerte.”

 

Yo sabía que pertenecía al público y al mundo, no porque era talentosa o incluso hermosa, sino porque Nunca pertenecí a nada o a nadie más. – Frases de Marilyn Monroe

 

Cuando creces te vuelves un poco amargado, quiero decir, esa es la manera en que puede pasar.

 

Esto termina la primera página de las frases de Marilyn Monroe. Si te gusta nuestra sitio darnos un Like. Vea nuestras otras páginas para más citas y frases de Marilyn Monroe!